Facebook Youtube
Cotizaciones
  • Dólar

    Compra5950

    Venta6000

  • Euro

    Compra6450

    Venta6850

  • Real

    Compra1540

    Venta1600

Noticias

Video

25 septiembre 2018

Plagas de la fase inicial del cultivo de la Soja

Por Ing. Agr. Stella Candia. MAS Desarrollo AgronómicoEn la etapa inicial el cultivo de la soja puede ser atacado por diversas especies de insectos plagas. Algunas especies atacan ya a la semilla, otras a la plántula, otras a las raíces y otras a las primeras hojas o plantas jóvenes.Algunas plagas iniciales están en rastrojos del cultivo anterior o bien migran de otros lugares.Este tipo de daños reduce el stand de plantas y reduce el potencial de rendimiento de la parcela. Varios de estos insectos poseen hábitos subterráneos otros atacan en la zona del cuello (orugas cortadoras) y muchas veces pasan desapercibidos a los ojos del productor, lo que hace que las medidas de control en varias ocasiones lleguen en forma tardía.La importancia de este grupo de plagas varía de acuerdo al clima, sistema de cultivo, cultivo anterior, distribución de lluvias y a la densidad de la población. Las plagas subterráneas presentan dificultad para un control eficiente y se debe realizar un buen monitoreo para determinar las especies presentes en la parcela, de esta manera se puede seleccionar un buen tratamiento de semillas y así poder disminuir la población lo más que se pueda.Plagas de hábitos subterráneos que atacan raícesEn entre esta plagas se encuentran las larvas del Conoderus sp, conocidos como larva alambre o ysó alambre son escarabajos chatos de la familia Elateridae. Las larvas amarillentas de cuerpo rígido, consumen semillas, raíces y la base del tallo de las plántulas. Esta plaga puede atacar al maíz, poroto, girasol entre otros cultivos.Actualmente la vaquita Diabrotica speciosa o vaquita patriota, es muy abundante en los cultivos de soja y sus larvas pueden atacar raíces eventualmente. Lo más serio es el daño que causan los adultos a las plántulas y plantas pequeñas. Esta plaga prefiere el cultivo del maíz para colocar huevos y desarrollar su ciclo biológico completo. Pero los daños a la soja y poroto cada vez se vuelve más relevante en Paraguay.El gorgojo de suelo Pantomorus spp y Naupactus spp ambos escarabajos pueden causar daños significativos a la soja en su etapa larval. Las larvas son blancas apodas de color blanco, con cabeza quitinizada de color blanco lechoso, con piezas bucales de color oscuro; estas consumen raíces y el periodo de ataque se observa generalmente en las cuatro primeras semanas después de la siembra de setiembre. Ataca en focos, causan la muerte de plantas en hileras y desde hace algunos años no se ha constatado la presencia de estas plagas en grandes cantidades. Los adultos perforan las hojas de la soja pero no causan daños relevantes.Cochinillas Pseudococcus sp, Dysmicoccus spp, son insectos chupadores que atacan las raíces del cultivo y se encuentran con más frecuencia en suelos arenosos, aún en bajas densidades poblacionales. Atacan en manchones y pueden atacar has el tallo y muy raras veces las hojas. Las ninfas y adultos de la cochinilla  blanca o harinosa Dysmicoccus spp. Cuando la población es alta pueden causar plantas raquíticas y con menor capacidad de producción. Los síntomas de daños son amarillamiento y marchitez  y desarrollo disminuido de las plantas afectadas.Manejo Integrado de las plagas que atacan a las raícesLa mayoría de las plagas que atacan a las raíces son generalmente polífagas y se encuentran en el sistema de producción soja, maíz y trigo y se está volviendo una plaga común para estos cultivos y el daño aumenta en importancia porque se ve favorecida por el cultivo anterior.Para el manejo de estas plagas se debe considerar el sistema de producción de todo el año y se debe tener en cuenta también a los cultivos alternativos como el girasol, canola, sorgo, milleto; los cuales pueden albergar a dichas plagas. Este escenario puede dificultar el manejo y control curativo eficiente de este grupo de plagas.El control cultural a través de la rotación de cultivos puede tener cierta viabilidad siempre evaluando la relación entre los cultivos desde el punto de preferencia de alimentación de las plagas mencionadas.Sin embargo hasta el momento la medida más eficaz es el uso de insecticidas curasemillas como practica preventiva y como protección a cada semilla que más adelante se convertirá en una plántula sana.Los insecticidas Curasemillas tienen como objetivo proteger a la semilla por lo menos por tres semanas en promedio. Los ingredientes activos que se encuentran en el mercado local son:Imidacloprid, Thiametoxan, Tiodicarb, Fipronil Cyantraniliprole. A estos suelen ir agregado algunos piretroides como la Lambdacialotrina, Bifentrin, entre otros.Principales Beneficios de un Buen Tratamiento de semillas

  •  Mejor cobertura de las semillas
  • Adherencia de los Productos químicos a las semillas.
  • Menor perdida del ingrediente activo
  • Seguridad en el manipuleo porque no emite polvo.
  • Oportunidad de tratamiento Industrial
  • Opciones de colores diferentes
 Plagas que atacan plántulas y tallosSon plagas en su mayoría coleópteros y lepidópteros y en algunos casos son Diplopodos como los cien pies que también son plagas ocasionales.Los cien pies, Julus sp poseen cuerpo alargado, cilíndrico y levemente achatado. La cabeza presenta un par de antenas, un par de mandíbulas, un par de maxilas y un par de ojos compuestos pero muy diferentes a los ojos compuestos de los insectos. Son buenos masticadores, actúan preferentemente en la noche. Dañan varias plantas por hilera.Durante el ciclo 2007, Se reportaron fuertes ataques de cien pies en soja bajo el sistema de siembra directa en varias zonas del Paraguay (Caaguazú, Itapúa y Alto Paraná), causando daños irreversibles a las plántulas lo que ocasionó una notoria disminución en el stand final de plantas.Tienen un buen control con insecticidas curasemillas, siendo el Fipronil el producto que presenta una mayor eficacia.Los cien pies pueden ser atacados por hormigas, arañas y escorpiones quienes se convierten en enemigos naturales muy importantes que mantienen a las poblaciones por debajo del nivel de control.Broca del cuello, Elasmopalpus lignosellus, es una lepidóptera que puede causar daños considerables, considerada como una plaga de difícil control y generalmente asociada a la alta temperatura y baja humedad, sequias cortas o prologadas. Suelos arenosos con poca cobertura constituye una condición favorable para el aumento de densidad de la plaga y por consecuencia mayor porcentaje de daños y muerte de plántulas. La incidencia es cíclica es una plaga polífaga, atacando gramíneas y leguminosas es de distribución cosmopolita. Ataca al maíz, trigo, poroto y sorgo en menor proporción. En parcelas sembradas bajo el sistema de siembra directa con buena cobertura la incidencia puede ser menor.Picudo de la soja Sternechus subsignatus, es un gorgojo de aproximadamente 8 mm de longitud, de color negro con líneas amarillas en el dorso, cabeza y alas. Es un insecto univoltino, presenta un ciclo por año. Los daños son causados tanto por los adultos y las larvas. Los adultos raspan el tallo y desilachan los tejidos. Las larvas se alimentan del interior del tallo y causan una agalla en el mismo. Las larvas viven protegidas dentro del tallo hasta el cuarto estadio, cuando mudan al quinto estadio se tiran al suelo para hibernar, esta fase no tiene control químico ni biológico eficiente.Los adultos causan el daño al tallo, peciolos y hojas. Los machos deshilan el tallo en forma longitudinal. Las hembras hacen un anillamiento en el tallo principal. Esta fase son controladas con insecticidas foliares de contacto.El ataque de orugas cortadoras como la Spodoptera frugiperda a plántulas de soja ocurren de manera más frecuente, sobre todo cuando el cultivo anterior fue el trigo o el maíz. Plaga del sistema de producción muy presente en el maíz, trigo y últimamente en la soja como plaga inicial y mas adelante como defoliadora.Esta plaga puede cortar varias plantas y la pérdida del stand puede ser significativa. Si varias larvas sobreviven en el rastrojo y en el mismo no se realizo ninguna aplicación de insecticidas antes de la siembra puede que orugas de los últimos instares coincidan con la etapa de plántulas y produzcan muerte de plántulas en hileras o manchones en varios puntos de la parcela, (observación personal Candia. S, 2017), también mencionado en Brasil por Degrande; Vivan, 2010.De hábitos nocturnos para alimentarse y de día pasan escondidas bajo los terrones y rastrojos, lo que dificulta mucho su control químico. Con aplicaciones nocturnas con insecticidas Carbamatos como el Tiodicarb se puede lograr resultados promisorios.Manejo Integrado de Plagas que atacan plántulas y tallosLas plagas mencionadas y descriptas que atacan en la etapa de plántula y tallo son de difícil control, el uso de insecticidas en forma aislada puede que no presenten altos % de control. Por ello se deben tener en cuenta otros métodos de ser posible, la rotación de cultivos o el uso de franjas trampas para el manejo del picudo Sternechus subsigantus.Eliminación de hospederos y plantas guachas, aplicación de insecticidas fisiológicos en la desecación pueden ayudar a disminuir el ataque de orugas cortadoras como Spodoptera frugiperda.El daño ocasionado por las orugas cortadoras, los cien pies, la broca del cuello suelen ser irreversibles. Los adultos de vaquitas Diabrotica speciosa disminuyen en gran medida el área fotosintética y estas aparecen cuando el efecto del curasemillas ya disminuye.El conocimiento de la biología de las plagas, malezas hospederas y distribución, época de ataque y el monitoreo; puede ayudar a diseñar un plan de Manejo para las mismas.En cuanto al control químico puede ser una alternativa válida sobre todo si se logra una buena tecnología de aplicación con picos adecuados y productos eficientes. El control biológico puede ayudar a disminuir el daño, para ello se deben identificar los enemigos naturales más eficientes que aparecen en el transcurso de la etapa inicial del cultivo de la soja.



FUENTE: Revista agrotecnologia